12abr
2017
0

La juventud empuja con fuerza y ya pisa los cuartos de final en Pilar de la Horadada

Ale Galán, 19 años, madrileño. Juan Cruz Belluatti, argentino, 23 primaveras. La juventud al poder. La pareja hispanoargentina va en serio. Tras batir en dieciseisavos de final a Raúl Díaz y Raúl Marcos, esta tarde han apeado del JOMA Challenger Memorial José Martínez a los cabezas de serie número dos del torneo, Godo Díaz y Lucho Capra (6-4 y 6-2), y mañana se medirán en cuartos de final ante Adrián Blanco y Diego Ramos, que vienen de cuajar una soberbia actuación en el Santander Open y que en Pilar de la Horadada han confirmado su excelente estado de forma al superar en un abrir y cerrar de ojos a Gutiérrez-Patiniotis (6-0 y 6-1).

El futuro del pádel está en los JOMA Challenger y el primer envite de la temporada está corroborando, línea a línea, que los más jóvenes tienen hambre de éxito. Y el mejor ejemplo de este relevo generacional aparece representado en Galán-Belluatti, que pisan con fuerza y que se han ganado a pulso el cariño de los aficionados alicantinos, en pie para ovacionar la machada que representa vencer a uno de los dúos llamados a hacer cosas grandes este curso, como son Godo Díaz, dominador el año pasado de los JOMA Challenger, y Lucho Capra.

La jornada de octavos de final arrancó como un obús. Escalante y Bueno accedieron a la siguiente ronda sin muchos agobios gracias a un doble 6-3 que apenas ofreció un resquicio de esperanza a Luque-Bueno. En la misma línea, Maty Marina y Juan Lebrón, otra de las parejas que parten con la vitola de favoritos al título, arrinconaron a Bainad-Gómez y se metieron en cuartos a la vuelta de otro tanteo doble, en esta ocasión 6-2.

Más problemas tuvieron para atravesar la línea de los octavos de final Víctor Ruiz y Gonzalo Rubio, que ofrecieron un pádel sin fisuras en el primer acto (6-2), pero que estuvieron a punto de probar la ruleta rusa del tie break en el segundo. Antes de asomarse al precipicio, cerraron a tiempo el partido y firmaron el 7-5 en el desenlace que les sitúa en el siguiente escenario del JOMA Challenger Memorial José Martínez.

Al igual que Marina y Lebrón, Pablo Lijó y Jordi Muñoz se apuntaron al doble 6-2 y sellaron su pasaporte ante Peter Alonso-Martínez y Javi Ruiz. Tras este partido, en el segundo turno de la tarde, llegó la bomba de la jornada con el éxito de Belluatti y Galán, pero las sorpresas no se detuvieron en este punto. A continuación, Seba Nerone y Alejandro Ruiz caminaron sobre el alambre y terminaron en el suelo ante Germán Tamame y Nacho Gadea. La pareja hispanoargentina se sobrepuso al 3-0 inicial de Nerone-Ruiz, terceros favoritos, y a partir de ese instante se situaron en el medio del ring para empujar a sus rivales hacia las cuerdas y enfocar la pelea hacia un tie break en el tercer acto, que les dio el billete para los cuartos (6-4, 5-7 y 7-6).

Bajo una enorme expectación en Pilar de la Horadada, el día echó el telón con la victoria de los máximos favoritos para levantar el trofeo el sábado, Franco Stupaczuk y Chiqui Cepero, que superaron con mucho esfuerzo a Cunha-Campagnolo, procedentes de la previa, en tres mangas (4-6, 6-1 y 6-2).

Los cuartos de final comenzarán mañana a partir de las 16.00 horas en el pabellón municipal de Pilar de la Horadada.

Las cookies sirven para dar mejor servicio en esta web. Si continúa navegando estará dando su consentimiento para su aceptación y la de nuestra política de cookies (+ info).
Pulse "Aceptar" para hacer desaparecer este aviso. NO ACEPTAR ACEPTAR