03jun
2018
0

Botello-Ruiz y Lijó-Grabiel, gran final

La final del Madrid Challenger está servida. Uri Botello y Javi Ruiz, triunfadores en el primer duelo de la jornada ante los cabezas de serie número uno del torneo, Ramiro Moyano y Álvaro Cepero (2-6, 6-4 y 7-6), medirán sus fuerzas esta tarde ante Pablo Lijó y Maxi Grabiel, que pusieron fin a la dulce aventura de Coki Nieto y Javi Rico, sin duda la pareja de la semana después de plantarse en semifinales procedentes de la previa.

La mañana amaneció soleada, por fin, en el Club Deportivo Somontes y las gradas se llenaron de espectadores, ávidos de ver el espectáculo que ayer no pudo casi ni arrancar como consecuencia de la lluvia. Ramiro Moyano y Chiqui Cepero partían en la pole del torneo y arrancaron con la fuerza que se le presupone a los primeros favoritos al título, pero Botello y Ruiz nunca se desesperaron, aguardaron su momento y pasito a pasito fueron nivelando la batalla hasta llevarla al tercer acto. Y como la mañana iba de emociones fuertes, la primera semifinal se resolvió en el tie break, donde el dúo español tuvo la muñeca más firme que sus oponentes para pisar el encuentro que decidirá a los campeones del Madrid Challenger.

En el segundo episodio se citaban la ilusión de Nieto y Rico ante el oficio de Lijó y Grabriel. Con el público entregado a su electricidad sobre la cancha, los españoles salieron nerviosos pero pronto se enderezaron para plantar cara a sus adversarios. El 3-0 con el que arrancó la pelea no amedrentó a Rico y Nieto, que anotaron dos juegos de forma consecutiva y rozaron la igualada, pero justo en ese instante apareció la mejor versión de Grabiel y Lijó para dejar resuelta la primera manga (6-3).

Lejos de olvidarse de la gran final, Rico y Nieto comenzaron el segundo acto con la misma fe en sus posibilidades que han exhibido durante toda la semana y pusieron contra las cuerdas a Lijó y Grabiel, que encajaron un break en el cuarto juego y entregaron la delantera a los españoles, que ensancharon la diferencia hasta llegar al 6-1 que transportó el partido hacia el tercer envite. Sin bajar un ápice su nivel de pádel pero con los minutos de juego acumulados en sus piernas, los benjamines del Challenger aguantaron hasta el sexto juego, pero una rotura en contra hizo que Lijó y Grabiel se escaparan 4-2 y luego 5-3 para sacar su billete para la final con un definitivo 6-3 en el desenlace.

La final comenzará esta tarde a las 18.00 en el Club Deportivo Somontes



Las cookies sirven para dar mejor servicio en esta web. Si continúa navegando estará dando su consentimiento para su aceptación y la de nuestra política de cookies (+ info).
Pulse "Aceptar" para hacer desaparecer este aviso. NO ACEPTAR ACEPTAR