23oct
2019
0

Del tenis al pádel, Vilma Macheda debuta en World Padel Tour

Con 33 años, Vilma Macheda llega desde Turín para jugar por primera vez un torneo de World Padel Tour. Lleva una infancia dura a sus espaldas que le ha marcado en lo personal y en lo profesional.

Con tan solo cinco años se adentró en el mundo del tenis y a los doce ya era subcampeona en Italia. Mucha presión para una niña que comenzó a añorar la vida del resto de chicos que le rodeaba.

A los dieciocho estaba entre las cinco primeras tenistas de su país, y fue cuando, a pesar de estar en el punto más alto de su carrera, decidió dejarlo todo.

“Al empezar tan temprano me quedé sin adolescencia y decidí retirarme. Me aburrí de tanto entrenar y viajar, siempre estaba de aquí allá por Italia o por Europa. Quería ser como el resto de niños”.

En España estuvo viviendo más de un año de ahí que su español sea perfecto.

“Entrené en Barcelona con cuatro chicas de nacionalidades distintas, española, alemana, venezolana y rusa”.

Ahora ha descubierto el pádel y por primera vez se ha desplazado hasta San Javier.

“Empecé hace un año. Me acuerdo de que no sabía usar las paredes, y mi primer partido fue un desastre, pero me gustó tanto que decidí empezar a dar clases, hasta que gané mi primer torneo y ahora me dedico a ello”.

Junto a Itziar Mayorga debutó en el Padel Center Cartago. Nunca habían jugado juntas, sino en contra y, sin dudarlo, se unieron en un partido que fue de los más duros de la previa.

“Conocí a Itzi cuando vine una vez a Madrid y ayer debutamos. Fue nuestro primer partido juntas, aunque ella ya jugó con su pareja oficial el año pasado un Open, hablamos por teléfono y decidimos probar el Challenger para vivir una nueva experiencia”.



Las cookies sirven para dar mejor servicio en esta web. Si continúa navegando estará dando su consentimiento para su aceptación y la de nuestra política de cookies (+ info).
Pulse "Aceptar" para hacer desaparecer este aviso. NO ACEPTAR ACEPTAR