14nov
2018
0

Lucho Capra quiere reinar en casa

El jugador argentino, afincado en Valladolid desde hace siete años, parte como favorito número uno del Arroyo de la Encomienda Challenger

El Arroyo de la Encomienda Challenger será muy especial para Lucho Capra (Quilmes, 16 de septiembre de 1993). El jugador argentino parte con la vitola de cabeza de serie número uno del torneo junto con su compañero, Ramiro Moyano. Nacido en Argentina, vive en Valladolid desde que llegó a España, hace ahora siete años, y sueña con levantar el título en la final del próximo domingo. “Sería muy lindo poder ganar en casa. Va a ser un torneo muy especial porque para mí Valladolid es ya mi ciudad y estaré arropado por todos los míos, lo que supone una motivación mayor”, señala Capra.

El hecho de arrancar el torneo como primeros cabezas de serie les inyecta una presión extra, pero Capra y Moyano están firmando un final de curso excelente, con la final en el Lugo Open y presencia en las rondas definitivas de los últimos torneos de la temporada, incluido el Máster de Buenos Aires, que se está celebrando durante esta semana.  “Estamos en un buen momento y seguro que vamos a pelear por todo. Eso sí, vamos a ir partido a partido porque tampoco nos gusta pensar más allá. El primer encuentro será muy exigente porque cualquiera de los rivales que nos pueden tocar, Chingotto-Tello o Fuster-Marcos, nos lo pondrán muy complicado”, analiza el argentino afincado en Valladolid.

El motivo de su asentamiento en la capital castellana se debe a otra de las instituciones del pádel mundial, Gustavo Pratto, su mentor desde que aterrizó en España. “Decidí vivir en Valladolid porque allí estaba Gus, mi entrenador de siempre, y no me lo pensé. De hecho, su presencia en Valladolid está subiendo muchísimo el nivel del pádel en la ciudad y está provocando que se desplacen jugadores importantes como Sanyo Gutiérrez, número uno del mundo”, apunta Lucho Capra.

Es una de las zurdas con mayor calidad del circuito profesional y este año firma unos buenos números, aunque el inicio de la temporada no fue todo lo positivo que esperaba. En 2018, ha pisado los cuartos de final de un torneo WPT en seis ocasiones, ha firmado dos finales y cuatro veces se despidió en octavos de final. Cuenta con una eficacia de victorias de casi el 60%, con 37 duelos ganados y 22 perdidos. Estos números, además de su ranking, pareja número nueve del mundo, le convierten en la gran estrella del Arroyo de la Encomienda Challenger.

Para Capra, la clave del Arroyo de la Encomienda Challenger no estará tanto en los adversarios como en su propio nivel. “Nuestro máximo rival seremos nosotros mismos. Si hacemos nuestro juego y no estamos por debajo de nuestras posibilidades tenemos capacidad para ganar a cualquiera. Por eso, nuestro principal objetivo es eso mismo, estar a nuestro nivel”, confiesa.

Además de poder actuar ante su gente, la plaza de toros de Arroyo supone también una motivación diferente para Lucho Capra. “Es un escenario muy lindo y es una gran noticia para el pádel que los torneos se disputen en sitios tan especiales. Los Challenger han subido mucho de nivel, tanto en los recintos de juego como en la parte deportiva. Los partidos son muy igualados en todas las rondas y cualquiera puede ganar a cualquiera. Espero que la gente vaya a vernos y que la plaza de toros se llene durante el torneo porque será muy lindo ver este escenario repleto de aficionados”, concluye.



Las cookies sirven para dar mejor servicio en esta web. Si continúa navegando estará dando su consentimiento para su aceptación y la de nuestra política de cookies (+ info).
Pulse "Aceptar" para hacer desaparecer este aviso. NO ACEPTAR ACEPTAR