14jul
2018
0

Oliveira y Pincho brillan en cuartos de final

Cabrera de Mar ya conoce a los semifinalistas de la cuarta cita Challenger de la temporada. La jornada de cuartos de final enfrentó a las ocho mejores parejas del torneo disputado en la provincia barcelonesa. De entre todas ellas, una brilló por encima del resto, un dúo con acento hispano portugués que está viviendo una semana de ensueño en Cabrera de Mar.

La gran bomba de cuartos cayó en el tercer partido de la tarde. Seba Nerone y Álvaro Cepero entraban en la pista central para enfrentarse a Miguel Oliveira y a Pincho Fernández, dos rivales situados muy por debajo en el ranking y que aparentemente no podían dar demasiados problemas. Pero la posición en el ranking se deja en la puerta del terreno de juego en cuanto la bola comienza a botar. Oliveira y Fernández no entendieron eso de que los favoritos deben ganar y jugaron sin ningún tipo de complejo y con la creencia firme de que podían clasificarse para la semifinal. La pareja hispano portuguesa apena cometió errores en el primer set y supieron aprovechar los fallos de unos rivales que no estuvieron precisos. El primer set cayó de su lado y supieron mantener la inercia ganadora durante el segundo para eliminar a una de las duplas más fuertes del Cabrera de Mar Challenger (6/3, 7/5).

Los primeros en saltar a la pista central del Clark Padel&Wellness fueron Tito Allemandi y Javi Garrido, poco después, lo harían sus rivales por un puesto en las semifinales, Nacho Gadea y Aday Santana. El primer turno de octavos trajo consigo uno de los partidos más esperados de la antepenúltima ronda de la cita. En un partido que comenzó con equilibrio total entre las dos parejas, fueron Allemandi y Garrido los primeros que lograron abrir una brecha en el marcador. Después de lograr anotarse el primer set, sus rivales entraron a la pista con la intención de dar la vuelta al resultado. El canario y el madrileño trataron de revertir la situación pero sin lograr encontrar el hueco en la defensa de la pareja hispano argentina. Tanta fue la igualdad que la segunda manga tuvo que decidirse en un tie break que cayó del lado de Garrido y Allemandi (6/4, 7/6).

El segundo duelo por llegar a la semifinal fue el que enfrentó a Gerard Company y Rubén Rivera con Pablo Lijó y Fede Chingotto, los cabeza de serie número uno del torneo. El gallego y el argentino hicieron valer su condición de favoritos durante el primer set, cometiendo muy pocos errores y forzando el fallo de sus rivales. Pero en el segundo set las tornas cambiaron y fueron Company y Rivera quienes cogieron con fuerza las riendas del partido. Aprovecharon las dudas en la pareja formada por Lijó y Chingotto y lograron meterse la segunda manga en el bolsillo devolviendo la emoción a la eliminatoria. Pero en el último round la potencia de Lijó y la magia de Chingotto volvieron a aparecer para ahogar a la pareja catalana (6/4, 3/6, 6/1)

El broche final a la noche lo pusieron Víctor Ruiz y García Diestro. El extremeño y el cartaginés, que debutaban como pareja en Cabrera, no dejaron opción a un Marc Quílez y un Andrés Britos que han cuajado un extraordinario torneo. Pero Ruiz y Diestro no dejaron opciones al joven dúo hispano catalán. Lograron llevarse el primer set sin ceder más que dos juegos. Pero Britos y Quílez todavía tenían mucho que decir. Durante toda la segunda manga la joven pareja logró mantener el ritmo que Ruiz y Diestro marcaron y tan solo flanquearon al final del noveno Juego, donde una rotura de servicio les hizo perder una igualdad que acabaron aprovechando Víctor Ruiz y José A. García Diestro (6/2, 6/4).



Las cookies sirven para dar mejor servicio en esta web. Si continúa navegando estará dando su consentimiento para su aceptación y la de nuestra política de cookies (+ info).
Pulse "Aceptar" para hacer desaparecer este aviso. NO ACEPTAR ACEPTAR