07oct
2018
0

San Javier tiene su final

El Villa de San Javier Challenger Trofeo Caliche ya conoce a sus finalistas. El camino a la corona de San Javier ya está definido y tan solo quedan dos encuentros para conocer a los reyes de la cuarta cita Challenger de nuestro país. Tras unas semifinales cargadas de emoción, cuatro parejas se citarán sobre el azul de la pista central de Plaza de España para la resolución del campeonato.

Las primeras que lograron su ansiado billete para la final fueron Cata Tenorio y Bea González. La pareja hispano argentina salió victoriosa de un tremendo duelo de poderes con Carolina Navarro y Cecilia Reiter. El primer set comenzó con dudas a uno y otro lado de la red, las dos parejas tuvieron problemas para mantener su servicio y llegó a producirse rotura en los tres primero juegos del partido. Fueron Cata Tenorio y Bea González quienes lograron salir antes del bache y aprovechar los fallos rivales para anotarse el primer set. Pero estaba en juego una final y Carolina y Cecilia no la iban a dejar escapar tan fácilmente. La veterana pareja salió a la pista con la intención de remar para dar la vuelta al resultado. Un objetivo que no se quedó solo en palabras. Reiter y Navarro tomaron las riendas del encuentro y lograron llevarse el segundo round cuando el partido ya había pasado de la hora y media de duración. Con todo por resolver en el tercero, volvieron a igualarse las fuerzas. Con el duelo equilibrado, Reiter y Navarro fueron las primeras en dar el paso necesario para llevarse el encuentro llegando a ponerse con un 4/1 a favor. Fue el momento de la gran machada de Cata y Bea, que tiraron de garra para dar la vuelta al set sin llegar a conceder un juego más (6/2, 4/6, 6/4).

El segundo turno de la mañana era el momento del jugador local. Víctor Ruiz saltaba a la pista central de la Plaza de España sabedor de que contaba con todo el apoyo de un público que había ido a ver al jugador cartagenero. Junto A Willy Lahoz, tenían por delante la dura tarea de derribar el muro de un Rafa Méndez y un Diego Ramos que venían de realizar un gran torneo. No obstante, el murciano y el veterano jugador lograron coger pronto las riendas del encuentro, con un Víctor implacable en el ataque y un Willy Lahoz que lanzaba su magia con cada golpe. El combinado español logró un cómodo 6/3 en el primer set. En el segundo set, Lahoz y Ruiz continuaron con su racha ganadora. Empujados por un público que no paró de animar a sus jugadores, el murciano y el madrileño lograron la ventaja suficiente para hacerse con el segundo asalto y sellar su pase a la gran final (6/3, 6/4).

En el primer turno de la tarde, entraban en liza las favoritas del torneo. Patty Llaguno y Eli Amatriaín llegaban a la semifinal con el cartel de favoritas que les daba un mejor puesto en la clasificación y un público entregado a animar a su vecina Patty. Pero ese cartel debe dejarse en la puerta en el momento de entrar en la pista y Victoria Iglesias y Teresa Navarro no querían desperdiciar la oportunidad de alcanzar la final. El duelo comenzó parejo, con puntos lagos y pocos fallos en las defensas de uno y otro lado de la red. Fueron Patty y Eli las primeras que lograron encontrar puntos débiles en sus oponentes y aprovecharse de ellos para hacerse con el primer set por 6/2. En el segundo, las cabezas de serie siguieron con la racha ganadora del primero, una tónica que se alargó hasta ponerse en 5/2. Fue en ese momento en que Teresa y Victoria reaccionaron, pero sin apenas tiempo para lograr hacerse con un partido que se les escapó de las manos (6/2, 6/4).

El último partido de la noche presentaba un cartel incomparable. Pablo Lijó y Maxi Grabiel, que ya conocen lo que es ganar en un Challenger, se enfrentaban a los brasileños Lucas Bergamini y Lucas Campagnolo. EL duelo comenzó con un dominio total de la pareja hispano argentina, un control que se alargó hasta el final del primer set. Pero las tornas cambiaron con el comienzo del segundo. Los Lucas desataron un auténtico ciclón brasileño, con un Campagnolo brutal en el golpeo y un Bergamini haciendo diabluras sobre la pista. El mismo control que Grabiel y Lijó habían tenido en la primera manga se volvió en contra en la segunda. Con el duelo empatado, todo se resolvió en el tercer asalto y ahí fue donde Maxi y Pablo volvieron a tomar las riendas del partido para hacerse con el set definitivo al término del décimo set (6/1, 2/6, 6/4)

 



Las cookies sirven para dar mejor servicio en esta web. Si continúa navegando estará dando su consentimiento para su aceptación y la de nuestra política de cookies (+ info).
Pulse "Aceptar" para hacer desaparecer este aviso. NO ACEPTAR ACEPTAR