14sep
2018
0

Silingo, una Bestia para defender el número uno

¿Cómo debe sentirse uno al coger el teléfono y ver una llamada perdida del número uno del pádel mundial? ¿Pensará que es una broma? ¿Sentirá miedo? ¿Nervios? ¿Un nudo en el estómago? ¿Y si encima la llamada es para pedirte que juegues con él en la próxima cita Master de World Padel Tour? Esto es lo que le ha ocurrido a Agustín Gómez Silingo, uno de los veteranos con más partidos a sus espaldas del circuito. La Bestia es el compañero escogido por Pablo Lima para defender la corona del deporte de la pala, un reto que el argentino afronta con ilusión y compromiso.

A sus 35 años, Agustín Gómez Silingo es hoy en día uno de los jugadores más respetados y queridos del circuito. El platense está logrando recuperar su mejor nivel tras una dura temporada precedida por una lesión de larga duración en su hombro. Una vuelta que él mismo ha calificado como complicada en una entrevista concedida a Pádel 2.0. “Este ha sido un año de transición que ha servido para reencontrarme en la pista, volver a la competición y hacer frente a los nervios”.

Para mí en esta temporada los objetivos no se miden en resultados deportivos, no quiero volverme loco con eso”. Silingo ha definido este año como una etapa de adaptación en la que su principal preocupación ha sido volver a disfrutar sobre la pista de pádel y tratar de recuperar la confianza en su juego.

Pero la llamada del número uno del mundo lo cambia todo. “Cuando vi la llamada y recibí la propuesta de Pablo lo vi todo como una oportunidad insuperable. No todo el mundo puede jugar con el mejor jugador del mundo”. El argentino sabe perfectamente cuál será su papel en el próximo Open de Lisboa. “Pablo debe mantener el número uno. Mi intención es poner mi granito de arena para que eso ocurra. Debo jugar tranquilo y aprovechar cada minuto sobre la pista. El nerviosismo no suma, solo resta”, ha asegurado.

Silingo afronta el primer torneo con la intención de que Pablo “se sienta cómodo en la pista”. “No sé si va a ser un torneo, dos torneos o cinco… lo que quiero es aprovechar cada minuto que juegue con él”.

Pablo Lima llega a Lisboa con la lucha por el trono del pádel mundial más apretada que nunca. El brasileño confía en la potencia, la técnica y la experiencia de Silingo para aferrarse a la corona. La Bestia volverá a rugir con fuerza en lo que sin duda será uno de los mayores retos de su carrera.



Las cookies sirven para dar mejor servicio en esta web. Si continúa navegando estará dando su consentimiento para su aceptación y la de nuestra política de cookies (+ info).
Pulse "Aceptar" para hacer desaparecer este aviso. NO ACEPTAR ACEPTAR